ARTISTAS

Papaya
En muy poco tiempo PAPAYA pasaron de ser una brillante promesa, con un single de vinilo de debut y su inesperada actuación en el Festival de Benicassim (FIB), a uno de los grupos emergentes del año, tras la reciente publicación de “No me quiero enamorar”, su primer álbum. Una fulgurante aparición refrendada con una larga lista de conciertos y un disco de debut reconocido entre los mejores de 2015 por la crítica especializada, que les han puesto en boca de todo el mundo, para ser acreedores al título de grupo revelación del 2016 y una deslumbrante realidad en 2017.
Un año en el que no pararon de presentar su primer álbum por toda España y en el que obtuvieron el reconocimiento con premios del prestigio de El Ojo Crítico de Música Moderna 2016 o el de grupo revelación nacional en los XI Premios Pop-Eye. En la actualidad tras cerrar 2017 con “¡Ay, mujer! EP” inician 2018 publicando “Corazón abierto” su segundo álbum y la confirmación del proyecto liderado por Yanara Espinoza.
Amatria
El sentido del baile agridulce con Amatria

“Algarabía” habla de Joni como nunca antes Joni había hablado de sí mismo a través de las canciones. Porque si el hombre que da cuerpo a Amatria se sentase hoy a conversar con aquel joven que trataba de hacer bailar al público con letras descaradas y una guitarra española, si el Joni de 2017 le cantase uno tras otro los temas de este nuevo álbum al chico que recorrió todas las salas de Valencia (sin que muchos entendieran muy bien de qué iba todo aquello), ambos se entenderían. El músico ha crecido hasta definirse en un objetivo que no siempre fue fácil de hacer creer: provocar el baile, el disfrute, contar historias con sentimiento, pegadas al personaje, dejarse tomar por los ritmos latinos y divertir. En sentido literal, la Algarabía sucede cuando muchos hablan a la vez sin que se entienda nada. Pero ese tumulto, en este caso y sin ponernos espectrales ni conectar a Joni con Cuarto Milenio, lo que hace es recoger las voces de un público que ha empezado a aceptar la fiesta melancólica de Amatria.

Los errores y la capacidad para autoparodiarse se convierten en el retrato cada vez más definido de su autor. Y ahora, incorporando una gran variedad de patrones como la cumbia o la salsa, Amatria acaba de ampliar el repertorio de un festival que se convierte en una fórmula para cantarle a los sinsabores de la vida. Una madurez estilística e identitaria, cálida y cada vez más disfrutona sin la inseguridad de otros tiempos. Quizá, aupado por el éxito rotundo de ‘Chinches’. Es la vuelta de tuerca que aporta, porque si la fiesta a menudo sirve para celebrar desde el éxito, Amatria lo hace desde el relato agridulce. Un relato que completa al personaje y que estira la sesión gracias a esta última colección de canciones. Es la madurez en la relación con su público. Más inquieto que nunca, pero sobre todo más seguro, ‘Discordia’, ‘Encaja’, ‘Animal’ y ‘ Un poco de fe’ son un rotundo comienzo hacia el baile desclasado. Estereotipos a un lado, el son que cabalga sobre las bases tiene novedades coloreadas como ‘La piedra’ o ‘Siempre que quiera’. Un Amatria más conocido en ‘Lobo’ y ‘El coche fantasma’. Y un Amatria más en su lado de experimentación pop electrónica con ‘Tú’, ‘Humanos vs. Máquinas’ y la versión del eterno tema de Antonio Vega ‘Luchas de Gigantes’.
D’Valentina
Deva Joseph (nacida en el 2000), más conocida como D’Valentina, es una cantante nacida en Santander, con raíces compartidas entre España, Inglaterra y Antigua en Las Antillas.
Su estilo musical incluye numerosas influencias, del soul a ritmos muy actuales, como el dancehall o el trap, para dirigirse finalmente a un r’n’b electrónico, con elementos pop. Ha auto producido 4 videoclips, y este mismo marzo ha publicado el quinto, mientras prepara su lanzamiento internacional.
Hugo Le-Loup
En 2010, tras un breve paso por ciudades como Londres o Madrid, Hugo aterriza en Barcelona, asentando así definitivamente su residencia y arrancando un año más tarde su andadura como DJ en la ciudad condal.

Locales como el archiconocido Depósito Legal, (cuna de un ilustre elenco de DJ’s de música independiente) fueron sus primeros pasos, llegando de manera evolutiva a clubes de Madrid, Valencia, Barcelona, Sitges e Ibiza, como Razzmatazz, Sala Apolo, Nitsa, Nasty Mondays y Crappy Tuesdays, Ochoymedio, LA3, Rocknights Ibiza, We Are Your Amigos, Teatre Principal de Barcelona, City Hall, Sidecar o Sweet Pacha, en los que ha ido consagrándose poco a poco como unos de los referentes actuales de la cultura de club independiente.

Desde entonces ha tenido el placer y el orgullo de pasear su pasión por la música en clubes tales como Depósito Legal, Sidecar, City Hall, New York Club  D·VICE, B-HOTEL, 7Sins Club, Roxanne, La Tapadera, Pepino, y Sahara Beach en Barcelona; Soho Bar, El Patio de la Favorita, Sala Acapulco, Sputnik y Mubarak en Gijón;  Backstage en Bilbao; Fabuloso Club en Madrid; LA 3 y Nylon en Valencia; Gran Café Moderno en Salamanca; y, Ipop, The Family Club, La Bola de Cristal y La Factoría en Oviedo, entre otros. También ha pasado por festivales como Prestoso Fest, Holi Party Niemeyer, OBA Festival, Menta Fest, FICX y Zinemaldia, además de amenizar en eventos como Red Bull Cliff Diving  World  Series y Campeonato del Mundo Moto GP. Eventos estos donde ha compartido cartel con artistas de la talla de Nas, Steve Aoki, Deorro, Monarchy, Miami Horror, The Whip, Vetusta Morla, Chimo Bayo, OBK, Naive New Beaters, The Sunshine Underground , El Columpio Asesino, Sidonie, Fuel Fandango, Love of Lesbian, Dorian, Australian Blonde, y muchos más.
Bitches Deejays

No son unos DJ’s al uso… Es más, ellos mismos reconocen que pinchar lo que se dice pinchar no es que sepan mucho…

Pero quizás tienen otras cosas mejores; diversión empatía y selecciones musicales clave en sus sesiones es por lo que se les podría caracterizar. Quienes los han visto en directo han podido disfrutar de como estos tres chicos de Madrid y Valencia viven sus sesiones como si de auténticos conciertos se tratasen.

Apuestan, como ellos dicen, por una mezcla de estilos “sin estilo” donde se puede escuchar pop, indie, rock, tanto nacional como internacional e incluso se atreven con algo electroindie. Su descaro festivo les ha llevado a salas y festivales por todo el país, como Low Festival, Santander Music, Latidos 2017, Sansan Festival 2017, Interestelar Sevilla 2017, Stereo Alicante, El Sótano de Madrid, Sala Almassera y Nylon club entre otros.
Sputnik

 A finales de los 90, Asturias sufre una fiebre por la música indie rock con festivales como el Doctor Music o Crossroad, y por la música de club con discotecas como La Real en Oviedo o Rocamar en Gijón. Sin duda, muchos de los asistentes se enganchan definitivamente a la música.

Es en este contexto cuando Suptnik, junto a un par de amigos, compra un equipo y empieza a hacer sus primeros pinitos con los vinilos.

Años mas tarde, con la escena musical en decadencia y el continuo cierre de locales y salas emblemáticas de Asturias, decide dar un paso adelante con Yuri (Noval Sputnik) e inaugurar el SPUTNIK, local de referencia 2006-2014.

Juntos colaboran en la organización de MICROFESTIVAL (LABoral Centro de Arte y Creación Industrial) que con 3 ediciones se ha consolidado en el calendario asturiano de música emergente.

En los últimos años, con varias residencias mensuales compaginadas con la cabina del SPUTNIK, se hace un hueco en las cabinas de los locales más representativos de la escena asturiana. Sus sesiones eclécticas a base de hits del momento y atemporales no dejan a nadie indiferente.

Actualmente comparte su residencia entre El Patio de la Favorita, donde sus sesiones indie rock van dirigidas al disfrute del público por encima de todo, y La Fabrika donde mezcla techno con guiños al minimal.